Etiquetado de Neumáticos

Etiquetado Neumáticos

El etiquetado de neumáticos comenzó en Europa el día 1 de noviembre del 2012 y tiene como objetivo aumentar la seguridad, mejorar la eficiencia económica y medioambiental del transporte en carretera, fomentando el uso de neumáticos eficientes en cuanto a seguridad, consumo de carburante y nivel de ruido.
Además, el etiquetado nace con el objetivo de informar al consumidor para que éste, gracias al sistema de etiquetado, pueda conocer la diferencia entre neumáticos de mejor y peor calidad.

Criterios del etiquetado de neumáticos:

  • La eficacia del frenado sobre suelo mojado: Este criterio es el más importante para la seguridad y podemos encontrarlo con el símbolo de la nube y la lluvia. Ante una emergencia, sólo unos metros pueden marcar la diferencia. Así pues, un vehículo que circula a 80km/h llevando neumáticos de clase A reducirá su distancia de frenado sobre suelo mojado 18 metros, respecto a los neumáticos de clase F (la clase G no se utiliza)
  • La eficiencia energética: Cuando los neumáticos ruedan por el asfalto se deforman y desprenden calor, creando la resistencia al rodamiento. Cuánto más alta es la resistencia al rodamiento mayor es el consumo de carburante y las emisiones de CO2. La etiqueta indica que tipo de resistencia al rodamiento tiene el neumático con letras de la A (la resistencia al rodamiento más baja) a la G (la más alta). La diferencia entre un neumático A y un neumático G puede llegar a ser de 0,5/100 km.
  • Ruido de rodadura exterior: Aparece en la parte inferior de la etiqueta, representado por un altavoz. Los neumáticos calificados como menos ruidosos serán aquellos que produzcan un ruido de hasta 68 dB y los más ruidosos producirán 74 dB como máximo.
Dónde estamosQuiénes somosNota LegalProtección de Datos