Noticias Neumaticos prohibidos

La Unión Europea lleva años en su lucha por prohibir los neumáticos con menor resistencia al rodamiento y más eficientes para mejorar la seguridad vial y reducir la contaminación y el consumo de gasolina. Por ese motivo, a partir del 1 de noviembre, estarán prohibidos los neumáticos de clase F por turismo y camionetas y los de clase E de camionetas cuyo coeficiente de resistencia a la rodadura sea superior a nueve.

No es la primera vez que un neumático desaparece del mercado. En noviembre de 2014, la Unión Europea prohibía los clasificados como G. Técnicamente –y para entendernos– la resistencia de rodadura es la energía que un coche necesita enviar a sus neumáticos para mantener el movimiento a una velocidad constante sobre una superficie.

Eso se mide a través de un etiquetado, que es la pegatina que lucen los neumáticos en las estanterías de las tiendas. Esto ofrece información sobre lo siguiente: eficiencia energética, seguridad y ruido ambiental. De esta forma, se sabe cuál consume menos carburante, cuál frena mejor sobre mojado y cuál es más silencioso.

Con este cambio, los usuarios ganarán en dos sentidos. Por un lado, grupalmente, se reducen las emisiones de dióxido de carbono. Y, por otro, en lo individual, los coches con neumáticos más eficientes consumirán un 20% menos de carburante.

Además, estos neumáticos tienen una mayor adherencia a la superficie mojada, algo vital para garantizar una óptima frenada. En una escala de A a la G, la primera valoración es la mejor y la última, la peor. Por cada letra en orden alfabético la distancia de frenado de la cubierta aumenta un 30%.

A esa etiqueta de los turismos también se les unirá la E, que corresponde sólo a los vehículos comerciales. A partir del 1 de noviembre, se retirarán del mercado los neumáticos para vehículos industriales ligeros y pequeños camiones con etiquetado E y resistencia de rodadura superior a 9.

etiqueta neumatico

Dónde estamosQuiénes somosNota LegalProtección de Datos